An ant mill is a phenomenon where a group of army ants separated from the main foraging party lose the pheromone track and begin to follow one another, forming a continuously rotating circle. The ants will eventually die of exhaustion. (…) An ant mill was first described by William Beebe in 1921 who observed a mill 1,200 feet (365 m) in circumference.

http://en.wikipedia.org/wiki/Ant_mill

Konrad Lorenz cita al naturalista que descubrió este fenómeno, William Beebe, en el primer capítulo de On Aggression:

The isness of things is well worth studying; but it is their whyness that makes life worth living.

Como es usual, es el hombre de ciencia quien muestra más profundidad que los filósofos y los estetas, quienes se regocijan en la contemplación de la belleza, sea natural o cultural, pero no van más allá a buscar las causas. Beebe deja entender, con lucidez, que la explicación científica es un estado ulterior, superador de esa mera contemplación estética en la que chapotea el poeta como un niño contento en su simpleza. La ciencia ofrece una satisfacción de la que el arte es incapaz, satisfacción que no se funda en la admiración del misterio insondable, en ese primitivo estupor frente a la existencia de los fenómenos. La ciencia da lugar a un sosiego propio del hombre maduro, al otorgar la emoción y la posterior tranquilidad de entender el mecanismo secreto de las cosas.